review con características, precio y especificaciones


Sony tiene una trayectoria impecable en lo que a sonido complemente inalámbrico se refiere. La compañía nipona siempre consigue que sus auriculares, ya sean de diadema o TWS, nos sorprendan y pongan el listón de la calidad de sonido y la cancelación de ruido un poquito más alto. Con los Sony WF-1000XM4, como no podría ser de otra forma, lo han vuelto a hacer.

Y es que en Xataka ya hemos tenido ocasión de probar largo y tendido los nuevos Sony WF-1000XM4, unos auriculares que, dejando de lado lo complicado que es escribir su nombre, nos han sorprendido en todos y cada uno de los aspectos. Son caros, sí, pero se escuchan de escándalo y cancelan el ruido como nunca. Pero vayamos al grano: he aquí el análisis de los Sony WF-1000XM4.

El universo de los altavoces, explicado: qué tipos hay, qué tecnologías utilizan, y cuáles son sus virtudes y defectos

¿Son unos auriculares caros siempre mejor que unos económicos?

Ficha técnica de los Sony WF-1000XM4

Sony WF-1000XM4

DIMENSIONES Y PESO

N/D

UNIDAD DE DIAFRAGMA

6 mm

SONIDO

Soporte LDAC
Hi-Res Audio
DSEE Extreme
DAC + ASP 24 bit

CONEXIÓN

Bluetooth 5.2

COMPATIBILIDAD

iOS, Android

BATERÍA

N/D

AUTONOMÍA

Auriculares: hasta 8 horas con ANC
Estuche: hasta 24 horas

CARGA DEL ESTUCHE

USB tipo C
Carga inalámbrica Qi

EXTRAS

Cancelación de ruido activa
Speak to chat
Detección de posición
Carga rápida
Resistencia IPX4
3 x micrófonos
Control gestual
Google Fast Pair
Sonido adaptivo

PRECIO

280 euros

Diseño: grandes, pero muy cómodos

Sony Wf 1000xm4 7

Comenzamos por el diseño. Los auriculares no tienen nada que ver con los 1000XM3, sino que Sony ha conseguido que sean algo más disimulados y algo menos voluminosos (si bien eso no significa que no sean grandotes, porque lo son). De acuerdo a Sony, los auriculares ocupan un 10% menos de volumen y el estuche un 40% menos, aunque del estuche hablaremos luego.

Los auriculares están hechos de plástico, pero de un plástico superlativo. Son muy agradables al tacto y se sienten robustos. Los que hemos tenido ocasión de probar nosotros son de color plateado (con matices de color cobre), aunque aquellos que prefieran la estética de Sony (negro con toques de cobre) podrán conseguirlos también en ese color.

Sony Wf 1000xm4 15

Repartidos a lo largo y ancho de los auriculares tenemos la superficie táctil para hacer gestos, el sensor de posición, los pines de carga y tres micrófonos, dos de ellos con sensor de ruido (uno de alimentación anticipada y otro de retroalimentación). ¿Para qué sirven? Para darle vida a la cancelación de ruido, para las llamadas y para detectar nuestra voz.

Los auriculares son realmente cómodos, más de lo que me esperaba cuando los saqué de la caja y vi sus peculiares fundas. Como ya sabemos, cuando nos ponemos unos auriculares TWS es importante que probemos todas las almohadillas que vienen en la caja para encontrar la que mejor se adapte a nuestro oído. No es solo una cuestión de comodidad, que también, sino de cancelación de ruido pasiva.

Sony Wf 1000xm4 6

Fijaos que siempre que hablamos de estas almohadillas hablamos de “almohadillas/fundas de silicona”, pero esta vez no. Y es que las fundas de los Sony WF-1000XM4 no son de silicona, sino de poliuretano. Son fundas muy voluminosas, con cierta resistencia a la presión y cuyo objetivo es adaptarse perfectamente a nuestra oreja, y lo consiguen con creces.

Las nuevas fundas son más resistentes y se fijan mejor en la oreja, ya que al introducirlas en nuestro canal auditivo se adaptan a su forma y lo sellan mediante una superficie de contacto más amplia. En su interior están llenas de pequeñas burbujas que hacen que el sonido exterior rebote mucha veces, de forma que se cancela. Son muy cómodas, sellan de escándalo y no me extrañaría nada que, poco a poco, las empezáramos a ver más en los auriculares de gama alta.

Hermeticidad

En resumidas cuentas, son unos auriculares que sin ser los más disimulados del mercado, son muy cómodos y no molestan lo más mínimo cuando los llevamos durante mucho rato. Sony ha conseguido reducir su volumen, innovar en algo tan aparentemente nimio como las almohadillas y el conjunto le ha quedado redondo. No tenemos quejas más allá de que si no os gustan los auriculares grandes, aquí tenéis dos tazas.

Si pasamos al estuche, lo primero que notaremos con respecto a la generación anterior es que es significativamente más pequeño. Los Sony WF-1000XM3 tenían un estuche enorme que se notaba muchísimo en el bolsillo. Los WF-1000XM4, sin embargo, tienen un estuche un 40% menos voluminoso que se agradece cuando lo llevamos en el bolsillo.

Sony Wf 1000xm4 8

Es relativamente ligero, aunque más pesado que el de otros auriculares de gama alta como los AirPods Pro o los FreeBuds Pro de Huawei. Al tacto es agradable, igual que los auriculares. Sí, está hecho de plástico, pero se nota bien pulido y es suave. La tapa tiene un cierre magnético que evita que se abra con un movimiento brusco o por accidente y, en definitiva, nos ha gustado.

En la parte trasera tenemos el puerto USB tipo C, en el frontal un LED que nos indica el estado de carga de batería y en la parte inferior la base de carga inalámbrica. No tenemos ningún botón ni nada por el estilo. El estuche es sencillo, funcional y cumple con su tarea: transporte y carga.

Experiencia: cargaditos de funciones

Sony Wf 1000xm4 16

Pasamos así a hablar de la experiencia, el apartado en el que nos centramos en la compatibilidad, la app y las funciones adicionales. Aquí conviene hacer un pequeño inciso, y es que para este análisis hemos tenido que usar la beta de Sony Headphones en iOS, aunque eso no significa que los auriculares no sean compatibles con Android, ordenadores y demás dispositivos Bluetooth, porque lo son.

Los Sony WF-1000XM4 son compatibles con Google Fast Pair y con los tres asistentes de voz principales del mercado (Siri, Google Assistant y Alexa; estos dos últimos se pueden activar con la palabra clave “Alexa” y/u “Ok Google”). No solo eso, sino que están cargaditos de funciones adicionales que buscan automatizar la forma en que se comportan los auriculares.

Gestos

Pero antes de nada, vayamos con los gestos. Los auriculares nos permiten interactuar con el móvil, gestionar el modo de sonido y controlar la reproducción mediante gestos. Desde la app podemos configurar qué tipo de control queremos en cada auricular (sonido ambiente, reproducción y volumen), pero no modificar la acción que hace cada gesto. Los que tenemos disponibles son los siguientes:

Un toque

Dos toques

Tres toques

Pulsación

Control de sonido ambiente

Alternar modos

Aceptar llamada

Atención rápida

Control de reproducción

Reproducir / pausar

Siguiente canción
Aceptar llamada
Terminar llamada

Canción anterior

Asistente de voz
Rechazar llamada
Transferir llamada

Control de volumen

Aumentar volumen

Reducir volumen
Transferir llamada

Los gestos se detectan sin ningún problema. Es una pena que no podamos modificar el sistema de forma más granular, pero lo que tenemos funciona. No hemos notado retardo de ningún tipo ni hemos sufrido de toques fantasmas (gracias, en parte, a que las fundas de poliuretano fijan los auriculares lo suficientemente bien como para no haber tenido que recolocarnos).

Tampoco hemos experimentado latencia al usar los auriculares para ver vídeos, películas o para jugar. Vamos, que son unos auriculares de gama alta y se comportan como tal. En cualquier caso, estas son las funciones básicas, así que vamos a adentrarnos en las funciones más avanzadas.

Sony Wf 1000xm4 11

Por un lado, los auriculares tienen detección de viento automática, por lo que cuando detectan que el viento es más fuerte de la cuenta lo cancelan sin que tengamos que hacer nada. Eso es posible gracias al micrófono de alimentación anticipada que se encuentra en el exterior.

Por otro lado, los auriculares cuentan con control de sonido adaptativo. Esta función sirve para detectar qué estamos haciendo (estamos quietos, andando, corriendo o en transporte público) y adapta la configuración de sonido automáticamente. Por ejemplo, si estamos parados se activa la ANC, mientras que si andamos se activa el sonido ambiente a cierto nivel o si corremos se activa al máximo.

Control De Sonido Adaptativo

Los cuatro modos son configurables y modificables, de forma que podemos configurar el modo andar para que tenga más o menos supresión de ruido, por ejemplo. El sistema funciona de miedo, es casi magia. Basta con que nos levantemos de la silla y vayamos a por agua para que los auriculares detecten que nos hemos puesto a andar y activen el modo correspondiente. En cualquier caso, si esta función no os importa, se puede desactivar.

Esta misma función también se puede hacer con geolocalización. Y eso mola bastante. La app usa nuestra ubicación GPS (aunque podemos añadir la ubicación manualmente usando un mapa) para determinar dónde estamos (oficina, casa…) y adaptar el modo de sonido según el lugar. De esa forma, podemos configurar que en la oficina haya cierto sonido ambiente y en casa cancelación de ruido completa.

Speak To Chat

Otra función interesante es “Speak to chat“. Básicamente, los auriculares detectan cuándo empezamos a hablar y se pausan automáticamente para que podamos mantener una conversación sin quitarnos los auriculares. De nuevo, es algo que funciona de escándalo (quizá demasiado).

La sensibilidad es muy alta por defecto y detecta que estamos hablando cuando nos ponemos a cantar en voz baja o a tararear. Podemos modificarla para que sea menos sensible e incluso podemos personalizar el tiempo que pasa hasta que se vuelven a activar (cinco, 15 o 30 segundos).

Ecualizador

Por lo demás, desde la app podemos acceder a un ecualizador (minipunto), a la batería de los auriculares y el estuche, a la configuración de 360 Reality Audio (que requiere de apps compatibles) y a todo lo relacionado con el software, el sensor de posición y la guía de voz (que se puede poner en español). En definitiva, una app muy completa y funciones a gogó que redundan en una experiencia muy positiva.

Calidad de sonido: una delicia

Sony Wf 1000xm4 5

Pero pasemos a la (primera) madre del cordero de estos auriculares: la calidad de sonido. Los Sony WF-1000XM4 cuentan con un driver de seis milímetros con un imán un 20% más grande, un procesador integrado V1 para cancelación de ruido y dos cosas que los más audiófilos agradecerán: soporte para LDAC y Hi-res Wireless, así como DSEE Extreme, un sistema que reescala cualquier fuente de audio a alta resolución.

Es decir, que los auriculares son compatibles con el sonido en alta definición, siempre y cuando el dispositivo al que lo tengamos conectado también cuente con los códecs necesarios. Conviene destacar que esto no sucede en todos los casos, por lo que podremos acceder a mejor o peor calidad de sonido según el móvil / dispositivo que usemos.

Cómo escuchar música de forma analítica para probar la calidad de los altavoces, los auriculares y otros equipos de sonido

En cualquier caso, la calidad de sonido de los Sony WF-1000XM4 es excepcional, deliciosa y la mejor que hemos experimentado hasta la fecha en unos auriculares TWS. Son los auriculares TWS a batir en calidad de sonido. Se escuchan de miedo. La representación de las frecuencias medias y agudas, que suelen ser las más complicadas, es fantástica, y los graves están muy definidos. Tienen esa pegada que tanto gusta, pero sin llegar a ser exagerada.

Sony Wf 1000xm4 14

Es un sonido muy equilibrado, muy disfrutable. Se pueden distinguir los matices de la voz de los cantantes con un alto nivel de detalle, la escena sonora está bien representada y da gusto escuchar música, podcasts o cualquier cosa, realmente. Si alguno quiere modificar la reproducción, tiene el ecualizador a su completa disposición para hacerlo si saber lo que está tocando.

Los Sony WF-1000XM4 son unos auriculares completamente inalámbricos sobresalientes

Es de esas cosas difícil de explicar con palabras. Por ejemplo, en temas de rock podemos distinguir sin problema las guitarras y los bajos, mientras que en temas de géneros más urbanos podemos disfrutamos los matices más al fondo y la pegada de los graves. Son, en pocas palabras, unos auriculares sobresalientes.

Cuando hacemos una llamada el sonido es igualmente nítido. Cuando usamos los dos auriculares se usan los micrófonos para llamadas y de alimentación anticipada del auricular derecho, por cierto. O sea, que no se activan los micrófonos de los dos auriculares. Si llevamos solo un auricular se usarán los micrófonos de dicho auricular.

Cancelación de ruido: el rival a batir

Sony Wf 1000xm4 4

Si la calidad de sonido nos ha encantado, la cancelación de ruido lo ha hecho al mismo nivel. Cuando estamos escuchando música los auriculares usan los micrófonos de alimentación anticipada (exterior) y los de retroalimentación (en el interior) para cancelar el ruido.

Además, Sony ha implementado un nuevo chip que cancela hasta un 40% más de ruido tanto en las frecuencias más altas como en las más graves. ¿El resultado? Sencillamente fabuloso. Ya he probado auriculares capaces de cancelar bastante el sonido de mi teclado mecánico (como los Jabra Elite 85T o los OPPO Enco X), pero los Sony han conseguido que no lo escuche en absoluto.

La cancelación de ruido es tan potente que cancela hasta el sonido de un teclado mecánico

Es sorprendente. Podemos, por ejemplo, chasquear los dedos a un metro de nosotros y no escucharemos el sonido. Anula por completo todos los sonidos propios de casa (un saludo a la obra que hay en el bajo de mi bloque) y los propios de la calle, como los coches y las conversaciones a una distancia corta-media. Lo dicho, impresionante.

A título personal, he tenido ocasión de probar la mayoría de auriculares TWS de gama alta que se han lanzado al mercado recientemente, como los Galaxy Buds Pro, los FreeBuds Pro, los AirPods Pro, los Jabra Elite 85t o los OPPO Enco X y puedo decir sin miedo a equivocarme que los Sony WF-1000XM4 han conseguido superarlos a todos. Me quito el sombrero.

Batería: elevando el listón

Sony Wf 1000xm4 9

Normalmente, cuando los auriculares TWS ofrecen unas prestaciones como estas solemos tener que sufrir una autonomía más baja de la cuenta. Pues no es el caso, en absoluto. La batería de los Sony WF-1000XM4 es sensacional. Es bastante sencillo superar las siete horas y media de reproducción continua de música con la ANC activada, una cifra que hasta ahora solo habíamos visto en algunos auriculares más básicos sin cancelación de ruido activa. Sony promete ocho horas, así que podemos decir que la firma nipona es fiel a su palabra.

Si desactivamos la cancelación de ruido aspiramos a conseguir hasta 12 horas de autonomía, pero os soy sincero: teniendo esta autonomía me parece absurdo desactivar una función que brilla tantísimo. Mi recomendación: dejadla activada y disfrutad de los auriculares. Si tenemos en cuenta la batería del estuche, aspiramos a una autonomía máxima de 24 horas y entre dos o tres cargas completas de los auriculares.

Hablando del estuche, este cuenta con una función de carga rápida que en cinco minutos permite conseguir hasta una hora de autonomía. Se carga por puerto USB tipo C y, por fin, es compatible con carga inalámbrica Qi. Eso sí, no olvidemos que esta carga es algo más lenta. Sea como fuere, quedémonos con la idea de que la batería es sobresaliente.

Sony WF-1000XM4, la opinión de Xataka

Sony Wf 1000xm4 2

Llegados a este punto, lo cierto es que solo podemos tener buenas palabras para los Sony WF-1000XM4. Son unos auriculares excepcionales. Son ergonómicos, ofrecen una calidad de sonido sobresaliente, la cancelación de ruido es maravillosa y la batería nos permite usarlos durante largas sesiones sin tener que preocuparnos. Son todo lo que le podríamos pedir a unos auriculares completamente inalámbricos de gama alta.

A día de hoy, los Sony WF-1000XM4 son los mejores auriculares TWS del mercado

Es más, si echamos un vistazo al análisis de los Sony WF-1000XM3 veremos que las dos pegas que le sacamos es que la app no tenía un indicador para la batería del estuche y que la base del estuche no era plana. Esas dos cosas se han arreglado y, en el camino, se ha mejorado algo que ya era excelente. Los Sony WF-1000XM4 son los mejores auriculares TWS que podemos comprar ahora mismo, siempre y cuando estemos dispuestos a pagar su precio de 280 euros.

9.0

Diseño9

Calidad de sonido8,75

Cancelación de ruido9,25

Ergonomía8,75

Experiencia de uso8,5

Autonomía9,5

A favor

  • La calidad de sonido es espectacular.
  • La cancelación de ruido, una maravilla.
  • Batería de sobra para pasar el día sin preocuparse.

En contra

  • Son unos auriculares de gama alta y, como tales, son caros.
  • No son precisamente disimulados.

Estos auriculares han sido cedidos para la prueba por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *